sábado, 16 de abril de 2016

Grandes Películas Malas: Tiburones por doquier (II)

Seguimos con nuestro destripamiento (sangriento y con dientes) de las películas de tiburones. Vamos a comenzar esta segunda entrega con películas que intentan salir de la Serie B...


13. Deep Blue Sea (1999) es una superproducción, con Industrial Light & Magic tras los efectos especiales y actorazos de la talla de Samuel L. Jackson. Pero entra de lleno en Grandes Películas Malas. Aunque entretenida, sigue el esquema clásico de este tipo de películas, con un grupo de científicos atrapados en una base submarina que se está hundiendo. Los tiburones han sido mejorados genéticamente, y atacan con inteligencia. Y la muerte de Samuel L. Jackson, lo mejor de la película.

14. Bait 3D (Carnaza) (2012) es una coproducción autralo-singapurense (se escribe así, lo he mirado) que comienza de forma muy típica, pero luego mejora. Y mejora porque inunda un supermercado y mete a los tiburones dentro. ¡Nunca comprar fue tan peligroso!

15. Shark Night 3D (2011) es un quiero-y-no-puedo donde un grupo de amigos van a un lago y son atacados por diferentes especies de tiburones. Uno pierde un brazo, pero se las arregla para nadar e incluso alancear a un tiburón. Es predecible, sosa y nada memorable. De hecho, el director David R. Ellis dijo que debería llamarse Untitled 3D Shark Thriller, que se podría traducir como Peli 3D de tiburones genérica. En España se llamó Tiburón 3D: La Presa. No sé por qué.

Ya vamos casi por la mitad, y entramos ya en el mundo surrealista de los intentos de sacarle partido al más que usado tiburón. Y comenzamos por...


16. Sharktopus (2010). De esta película hemos hablado aquí extensamente. Una maravilla de la serie-B, con Roger Corman como productor.


17. Sharktopus vs Pteracuda (2014). Parece que eso de mezclar animales mola. Así que cogemos uno prehistórico (Pteranodón) y lo mezclamos con una barracuda. No la he visto (todavía) pero tiene una pintaza...

18. Sharktopus vs Whalewolf (2015) es la siguiente iteración del género. Y está claro que la mezcla de animales mola. El trailer, no tiene desperdicio:

Pero no sólo podemos mezclar los tiburones con otras cosas. Podemos inventar nuevos tiburones:
19. Dinoshark (2010)  es más de lo mismo. Un trozo de hielo se desprende liberando a un terrible tiburón prehistórico que parece blindado... No es una de las que tenga ganas de ver, porque por lo visto tiene un esquema repetido hasta la saciedad y ninguna novedad.

No como...
20. Mega Shark vs Giant Octopus (2009). Mucho antes de Batman vs Superman ya existían estas... cosas... Esta Gran Película Mala tiene todo lo necesario para pasar a la historia, incluyendo la captura por parte del tiburón de un Boeing 747 en pleno vuelo... en un salto espectacular. Como en otras películas, el tamaño del tiburón cambia entre escenas. Y tiene a Lorenzo Lamas, el rey de las camas (¡quién te ha visto y quién te ve!)

21. Mega Shark vs Crocosaurus (2010) es la segunda película de Mega Shark, y es tan mala como la primera. Además de no tener absolutamente ningún personaje de la primera, simplemente se presenta un nuevo oponente gigante. Un cocodrilo.

22. Mega Shark vs Mecha Shark (2014). Se les han debido acabar los monstruos gigantes, así que ahora los construimos. No es el mismo Mega Shark de las otras películas, sino uno nuevo. Y el Mecha Shark tiene una inteligencia artificial que, cómo no, enloquece. Original es un rato...

23. Mega Shark vs Kolossus (2015). ¿A que parece increíble? Tras no haber aprendido la lección en la anterior, aquí tenemos otro robot que se enfrenta al Mega Shark. Y, claro, se descontrola...

Continuará...

1 comentario:

Isaías EB dijo...

La del colossus creo que junto a Sharknado 3 son las dos últimas que he visto del género.
La de Sharknado 3 en el estreno encine que nos invitó Sifi y la del colossus me la encontré cuando tenía Movistar TV haciendo zapping y no me quedó más remedio que quedarme viéndola aunque reconozco que me dormí antes de que terminara :P